El lío de las remuneraciones: Expertos no confían en la medición del INE

 
Captura de pantalla 2018-10-25 a la(s) 10.22.42.png

Mejorar los salarios es uno de los objetivos del gobierno de Piñera. ¿Lo está logrando? Existen contradicciones entre las cifras del INE y el Seguro de Cesantía.

El foco de campaña del Presidente Sebastián Piñera fue mejorar la economía. Y a ocho meses de asumir el mandato, exhibe estadísticas contradictorias: se espera un crecimiento de 4% para este año, el mayor desde 2013, pero las remuneraciones están estancadas, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

A comienzos de este mes, el INE dio a conocer el último Índice de Remuneraciones que mostró, en términos reales —es decir, considerando la inflación— una baja de 0,2% en un año, su peor registro desde 2010 (cuando cambió su metodología de medición). Los economistas tienen varias hipótesis para explicarlo: desde un rezago del mercado laboral, hasta fenómenos que quitan presión al alza salarial, como el aumento en la oferta de trabajadores por la inmigración y la menor demanda por mano de obra por la automatización.

Sin embargo, hay expertos que dudan de los números del INE y se inclinan por seguir datos administrativos, como el Seguro de Cesantía, que muestra números positivos.

Las consecuencias de estas discrepancias ya tienen impacto El Banco Central dudó de los datos del INE y se basó en los datos administrativos para justificar su optimismo en la economía chilena y realizar la primera alza de tasas desde 2015, la semana pasada. “La revisión de fuentes complementarias de información sobre el mercado laboral —incluyendo registros administrativos— indica un mayor dinamismo del empleo y las remuneraciones que el sugerido por las encuestas”, justificó el Central.

A diferencia de los datos del INE, las mediciones del Seguro de Cesantía y de las AFP muestran una tendencia al alza en las remuneraciones en lo que va de 2018. Para junio, registraron incrementos de 6,4% y 5,6%, respectivamente. Por su parte, la encuesta de la Asociación Chilena de Seguridad, que también mide remuneraciones, sigue la tendencia de los datos administrativos. Con alzas reales, durante todo el año, de entre 2,2% y 2,9%.

Así, los salarios nominales entre enero y julio de este año muestran un incremento o un estancamiento de acuerdo a qué datos se usen (ver gráfico).

Diferentes medidas

Hay varias diferencias entre las mediciones del INE con las del Seguro de Cesantía y las AFP que pueden explicar las discrepancias. El Índice de Remuneraciones del INE realiza una encuesta sobre la planilla de remuneraciones a una muestra de más de 150.000 empresas formales que emplean a cinco o más trabajadores, a nivel nacional. Por otro lado, el Seguro de Cesantía y las AFP tienen datos administrativos (no se basan en encuestas) sobre los registros de empresas formales. En el caso del Seguro de Cesantía, recoge el total de empresas privadas.

A pesar de que estas medidas tienen diferencias estadísticas, expertos dicen que los datos administrativos del Seguro de Cesantía son un indicador más confiable de la situación actual del mercado laboral y critican la metodología del INE.

David Bravo, director del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales, dice que la situación del mercado laboral actual está mucho mejor reflejada por el Seguro de Cesantía. “Al menos para referirnos al sector formal”, agrega.

“¡Sin duda las remuneraciones están en terreno positivo!”, dice Cristóbal Huneeus, socio de Unholster y ex asesor del Ministerio del Trabajo. Dice que hay varios factores que pueden explicar las fallas en la medida del INE: “Puede deberse a un cambio de muestreo, de metodología, o un aumento en la tasa de no respuesta”.

Los problemas del INE pueden ser en parte porque se basa en una muestra, según explica Tomás Flores, académico de la U. Mayor y ex subsecretario de Economía en la primera administración Piñera. Dice que, por ejemplo, si hay personas con dos empleos formales, probablemente, la encuesta no va a captar ambos ingresos. “La estadística del INE no tiene cómo captar ingresos adicionales. El dato administrativo sí, porque para un mismo RUT puede ver varios ingresos”, explica. “Datos administrativos bien hechos equivalen a un censo de remuneraciones, lo que tiene mucha más información que una encuesta”, agrega.

Pero no todos concuerdan que los datos administrativos puedan ser la mejor forma de ver el mercado laboral. “Los datos del Seguro de Cesantía no son una buena fuente para hacer un análisis a nivel nacional de la evolución de los salarios”, dice Claudia Sanhueza, directora del Centro de Economía y Políticas Sociales de la U. Mayor. Esto, explica, porque la medida solo incluye a trabajadores con contrato y tiene el tope imponible, por lo que no estarían los salarios completos. Esto tiene especial relevancia cuando el 30% de los empleados son informales y gana 57% menos que los formales.

Desde el INE, se limitaron a esta respuesta: “Los productos del INE con sus metodologías y bases de datos están a disposición en la web para su consulta”.

Cambios al INE

Las críticas a las medidas de remuneraciones del INE se suman a las realizadas a su encuesta de desempleo también, por su desacople con datos administrativos.

Huneeus cree que la solución puede ser complementar las encuestas con datos administrativos. “Lo que muchos países están haciendo, y que debería hacer el INE, es comparar sus datos con los datos administrativos. Eso ayuda a ver dónde puede estar el problema”, explica.

“Se hace urgente, tanto en remuneraciones como en empleo, realizar un estudio metodológico en profundidad”, advierte Bravo. “En el intertanto, las cifras del Seguro de Cesantía deberían ser utilizadas más profusamente”, agrega.

Actualmente hay un proyecto en el Senado que busca volver autónomo al INE, entregándole más independencia y recursos. Sin embargo, el ministro de Economía, José Ramón Valente, dijo ayer a Pulso que no será prioridad para este año.

 
Constanza Herrera