El software adecuado puede transformarlo todo